Problemas de Aprendizaje. Orientación, Divulgación y Formación.

¿Doparte para rendir mejor? Otro engaño más para hacer dinero perdiendo la salud

04.06.2016 16:17

Estos días nos inundan en la televisión, revistas y escaparates con toda clase de suplementos vitamínicos y minerales.

                         

La primavera es a las pastillas efervescentes lo que al otoño las ampollas anti caída. Están por todas partes y hasta nos han logrado convencer de que nos hacen falta.

Si bien los tratamientos para el cabello merecen una entrada a parte, hablaremos hoy del subidón vitamínico que todos parecemos necesitar. Y con urgencia.

¿Te has fijado en tu farmacia, parafarmacia o herbolario? Si aún no te comes pastilla, jarabe, gragea o polvos es que lo tuyo no es normal. Y yo me pregunto... ¿No será lo anormal la necesidad de todo esto?

Me llaman la atención las frases que usan para anunciar tales inventos: "para rendir", "sentirse bien", "energía para decir sí", "cuando tienes un gran día", "cuando dar el máximo es lo normal", " energía que se nota", etc.

Se me plantean básicamente dos cuestiones: ¿Por qué hay que rendir más? y si te hacen falta vitaminas, ¿por qué no las introduces, gratis y naturales, con la dieta?

En otras palabras:

1. Quizás te estés (o te estén) exigiendo más de lo que debes y puedes y 2, desde luego, pareces no comer bien.

Expliquemos ambos puntos:

1.Si estas agotado en tu puesto laboral, si no llegas, si no das más de sí... Lo llevas claro, pues lo que nos quieren vender es que la culpa es tuya, pues es tu obligación DAR SIEMPRE MÁS. No sabemos de qué punto partes, no sabemos si ya te estás rompiendo los cuernos, si vas a full, si no duermes ni le haces caso a la familia o a ti misma. Simplemente debes chutarte algo para rendir más y mejor. 

                 

Somos obreros. Ya nos los dejan claro en el colegio (todos sentaditos sin molestar) y no se nos permite no rendir lo que el jefe o la empresa exija, sea eso o no humanamente posible, así como necesario porque ¿si pueden exigirte más por qué no van a hacerlo haga o no falta? 

En ocasiones, quienes crean estas súper pastillas camuflan su nula necesidad con frases como: "para estados carenciales...". Es decir, esto es para que te lo tomes en momentos puntuales donde "no sabemos muy bien porqué pareces no tener en el cuerpo suficiente vitamina C"

Pues leches, come naranjas (por poner un ejemplo de lo más sencillo y popular). 

                   

Mi primera preocupación sería saber si realmente carezco de tal vitamina y la razón de ello, porque lo más probable es que necesite tomarme un descanso y dejar que cuerpo y espíritu se recuperen, apartando a un lado ese estrés provocado por el continuo "dar tu mejor yo". 

Habría que hacerles entender a las farmacéuticas que no solo somos máquinas de hacer dinero, sin vida propia. Somos padres, hermanos, viajeras, amigos, alpinistas...  Y muchas cosas además de currantes. Y entendamos también nosotros que si no llegas a todo, si como madre estás derrotada o como padre no das más, la solución no es chutarte para llegar a casa con sonrisa y poder jugar con los críos sino un CAMBIO SOCIAL que te permita trabajar y ganar para vivir así como disponer de un tiempo de calidad para emplear con tu familia. Porque si los horarios de los comunes de los mortales son de miedo, los de los que intentan conciliar son de puro horror.

Otra cosa es suplementarse por pura necesidad, como puede ser la B12 en los veganos, o gente que no come jamás verduras, o enfermedades que medran ciertas sustancias vitales pero, ¡qué casualidad! de eso no suelen hablar las campañas publicitarias. 

              

Eso te lo receta el médico. 

En la tele salen anuncios "para todo el mundo". Para aquellos que quieren rendir más deban o no, o para aquellos que ni si quiera saben si les puede beneficiar ese chute extra de vitamina de laboratorio. Porque eso es otra cosa: Son artificiales, están creadas en probetas, en tubos de ensayo y muchas veces hechas a partir de sustancias y a través de mecanismos que ponen los pelos de punta. 

Ahora la otra cuestión. 2. Si nos ponemos en el caso de que puedan hacerte falta... ¿Por qué no llegan a ti a través de tu dieta habitual? ¿No sería mejor variarla poco a poco y a tu gusto incluyendo cada vez un poquito de esos alimentos que te nutren de forma natural y sana a pillarte pastillas con sabor limón?

No hace mucho tiempo tuve que escuchar la mamarrachada de que "los alimentos de ahora no alimentan". Si, tal cual. Claro que provenía de alguien que quería venderme la idea de que deberíamos comer el resto de nuestra vida a base de sobres. 

Los alimentos alimentan, valga la redundancia (y para saber lo que no son alimentos aconsejo leer este maravilloso texto de Álex Oncina). 

Entonces... ¿Por que tanto complemento vitamínico en las farmacias si ya parece claro que no hacen demasiada falta? 

Pues porque hace muuucho tiempo que la medicina gneneral y en general ha dejado de preocuparse por la salud y ha pasado a ser negocio y mientras esto siga así solo somos carteras con piernas. Las grandes empresas que fabrican estas y otras chuches están detrás de casi todo y lo peor es que tu te crees que todo sigue como hace 100 años, cuando uno se medicaba si no le quedaba más remedio...  Anda, vete y echa un vistazo a tu botiquín y a la mesa de tu cocina y dime cuantas chuches de farmacia tienes.

             

Por favor, gentes de las altas esferas, no nos tomen el pelo con cajas de vitaminas con sabor a fruta. Enseñen mejores hábitos de vida en lo que llaman educación y nosotros, como sociedad, prometemos aprender a exigir la vida que nos pertenece con la voz bien alta, sabiendo que no nos merecemos menos.

 

*Hay doctores y doctoras geniales, yo conozco muchos.

*Hay cosas muy útiles en las farmacias pero no todo.

*Investiga, lee, pregunta y nunca dejes de ser crítico.