Problemas de Aprendizaje. Orientación, Divulgación y Formación.

Nuevo artículo en lacalamanda.com: "Enfermedades que no lo son y medicamentos que no curan".

15.11.2015 15:40

Enfermedades que no lo son y medicamentos que no curan

08/10/2015

Enfermedades que no lo son y medicamentos que no curan

 

Alma Garcia. 

La Cara de Bicicleta

Se ha hecho famosa por la redes sociales la foto del descubridor, ahora “inventor”, del trastorno (si, trastorno, no enfermedad) de la hiperactividad, Leon Eisenberg, por confesar que lo había inventado y ayudar al laboratorio que quería vender drogas para tratarlo (os recuerdo que no son medicamentos cualquiera. Trabajan el sistema nervioso y son potentes. Anfetaminas y similares. Ojo). Y lo confesó unos meses antes de morir, supongo que para que quedase del todo claro y ya nadie pudiera rebatirlo en vida. Un punto y final.

Yo no me meto si existe o no el trastorno pero si grito a los cuatro vientos con la fuerza de un ciclón que no hay varios niños por aula con él, ni tan siquiera hay más de uno por colegio.

 

Se inventa de todo con tal de vender. Hay síndromes, hay muestras, hay lesiones, problemas, disfunciones... Hay muchas cosas pero enfermedades como tales no son tantas.

Desde luego no como medicamentos hay.

 

Os preguntaréis que eso de La cara de bicicleta.

Pues una supuesta enfermedad (básicamente tener mala cara y más ganas de sexo) que se le atribuía a las mujeres que montaban en bici allá por el XIX.

La idea no era que consumieran medicamentos si no que les entrase miedo por usar la bicicleta y se quedaran en casa cuidando del hogar, los hijos y el esposo y no por ahí, en bici, gozando de una peligrosa vida social e independiente. La bici era un transporte barato y sencillo que todas podían tener y con el cual quedar unas con otras, asociarse, debatir…. En fin, tener una vida propia.

¿De locos? Pues la cosa no ha mejorado mucho a pesar del salto social conseguido.

El engaño-negocio del nuevo milenio lo tienen muy bien montado los laboratorios farmacéuticos.

 

Por favor, basta de etiquetar a todo y a todos para arreglarlo con una pastilla. ¡¡Nos están tomando el pelo y enriqueciéndose por ello!!

Antes de pensar que una enfermedad realmente lo es, lee, investiga, revisa y plantéate muchas cosas.

 

Piensa ahora ¿Cuánto tiempo sin llevas sin tomar ni una pastilla o jarabe?

¿Y cuántas de ellas no te han hecho nada en absoluto? Se va a la farmacia porque hay que ir, porque toca, porque es “época de gripe”. ¿?

El timo de los jarabes para la tos o los anticatarrales es bestial.

Se sabe que los jarabes no hacen que mejores antes. No ganas ni un minuto en tu “curación” pero te meten en el cuerpo una buena dosis de tóxicos. Los anticatarrales tampoco pueden hacer más. Te adormecen, te bajan la fiebre (cosa que no siempre es buena) pero el catarro se irá cuando lo decida, da igual te tomes la caja entera de pastillas o sobres.

Hay mucha gente con una fe infinita en estos productos de sabor potente pero es tan sencillo como hacer la siguiente prueba:

Anota en un calendario y compara. Con medicamentos y sin ellos. Te sorprenderá el resultado. Tu mal no terminará antes. Tu tos, tu gripe…. Lo siento pero no.

Y retomando al señor Eisenberg, igual que un niño sea movido no le convierte en TDAH, si un adulto, y este caso mujer, pasa por un tiempo sin deseo sexual no la convierte en enferma. ¡Como si no quieres volver a tener sexo en tu vida!

Porque ojito con el tema.

Mujeres, no hemos de estar siempre deseosas. Eso NO ES VERDAD. No pasa nada si durante un tiempo te apetece a todas horas como si durante otro no te apetece nunca. Igual que con todo lo demás. ¿O siempre te apetecen macarrones? La sociedad del XIX nos obligaba a ser sumisas y estar siempre dispuestas para el marido pero hemos cambiado hasta de milenio.

No te sientas culpable por ser normal. No busques en un medicamento curar la nada.

¡Eres perfecta con tus cambios, tus fases y tus motivaciones!

El sexo más allá de ser vital para la procreación y que suele otorgar placer, no deja de ser también una decisión. Igual que a veces me toca defender que también lo es la lectura o que existan niños que no quieran colorear.

Busca solo ayuda si realmente la necesites y quieres, no porque te lo hayan hecho creer. Si tú estás bien, estás a gusto con tus apetitos, no dejes que nadie decida en ellos y mucho menos una farmacéutica.

 

La medicina es una maravilla que, bien usada y con cabeza,  nos ayuda a tener una vida mejor pero no es la panacea a todos los males del universo.

Sobre todo cuando esos males no existen.

 

 

Más info:

http://gabrielaweislley.blogspot.com.es/2013/05/hiperactividad-una-enfermedad-inventada.html

http://blogs.publico.es/strambotic/2014/10/hiperactivismo/

 

http://www.economiadigital.es/es/notices/2015/07/como-fabricar-una-enfermedad-74584.php

http://blogs.publico.es/strambotic/2014/09/hipercondriacos/

Artículo extraído de la sección "parole, parole" de la revista digital lacalamanda.com, con la que colaboro.